Concurso de puertas del baptisterio de florencia

El Baptisterio de Florencia forma parte del complejo del Duomo, que incluye la Catedral de Santa María del Fiore y el Campanile. Los historiadores creen que la construcción del Baptisterio, también conocido como Battistero San Giovanni o Baptisterio de San Juan, comenzó en 1059, lo que lo convierte en uno de los edificios más antiguos de Florencia.

El Baptisterio, de forma octogonal, es más conocido por sus puertas de bronce, que presentan representaciones exquisitamente talladas de escenas de la Biblia. Andrea Pisano diseñó las puertas del sur, el primer conjunto de puertas encargado para el Baptisterio. Las puertas sur presentan 28 relieves de bronce: los 20 superiores muestran escenas de la vida de San Juan Bautista y ocho relieves inferiores contienen representaciones de virtudes, como la Prudencia y la Fortaleza. Las puertas de Pisano se montaron en la entrada sur del Baptisterio en 1336.

Lorenzo Ghiberti es el artista más asociado a las puertas del Baptisterio, ya que él y su taller diseñaron las puertas norte y este del edificio. En 1401, Ghiberti ganó un concurso para diseñar las puertas norte. El famoso concurso, convocado por el Gremio de Comerciantes de Lana de Florencia (Arte di Calimala), enfrentó a Ghiberti con Filippo Brunelleschi, que luego sería el arquitecto del Duomo. Las puertas del norte son similares a las puertas del sur de Pisano, ya que cuentan con 28 paneles. Los 20 paneles superiores muestran la vida de Jesús, desde la “Anunciación” hasta el “Milagro de Pentecostés”; debajo hay ocho paneles que representan a los santos Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Ambrosio, Jerónimo, Gregorio y Agustín. Ghiberti comenzó a trabajar en las puertas norte en 1403 y fueron colocadas en la entrada norte del Baptisterio en 1424.

Leer más  Dónde están las cuevas de altamira

La flagelación

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Baptisterio de Florencia” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (septiembre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla) Baptisterio de Florencia (Battistero di San Giovanni)

El Baptisterio de Florencia, también conocido como el Baptisterio de San Juan (en italiano: Battistero di San Giovanni), es un edificio religioso de Florencia, Italia, y tiene el estatus de basílica menor[1] El baptisterio octogonal se encuentra tanto en la Plaza del Duomo como en la Plaza de San Giovanni, frente a la Catedral de Florencia y el Campanile di Giotto.

El baptisterio es uno de los edificios más antiguos de la ciudad, construido entre 1059 y 1128 en estilo románico florentino. Aunque el estilo florentino no se extendió por Italia tan ampliamente como el románico pisano o el lombardo, su influencia fue decisiva para el desarrollo posterior de la arquitectura, ya que constituyó la base a partir de la cual Francesco Talenti, Leon Battista Alberti, Filippo Brunelleschi y otros maestros arquitectos de su época crearon la arquitectura renacentista. En el caso del románico florentino, se puede hablar de “proto-renacimiento”,[2] pero al mismo tiempo de una supervivencia extrema de la tradición arquitectónica tardoantigua en Italia, como en los casos de la Basílica de San Salvatore, en Spoleto, el Templo de Clitumnus y la iglesia de Sant’Alessandro en Lucca.

Leer más  Estacion de autobuses san lorenzo del escorial

Puertas del norte

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Baptisterio de Florencia” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (septiembre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla) Baptisterio de Florencia (Battistero di San Giovanni)

El Baptisterio de Florencia, también conocido como el Baptisterio de San Juan (en italiano: Battistero di San Giovanni), es un edificio religioso de Florencia, Italia, y tiene el estatus de basílica menor[1] El baptisterio octogonal se encuentra tanto en la Plaza del Duomo como en la Plaza de San Giovanni, frente a la Catedral de Florencia y el Campanile di Giotto.

El baptisterio es uno de los edificios más antiguos de la ciudad, construido entre 1059 y 1128 en estilo románico florentino. Aunque el estilo florentino no se extendió por Italia tan ampliamente como el románico pisano o el lombardo, su influencia fue decisiva para el desarrollo posterior de la arquitectura, ya que constituyó la base a partir de la cual Francesco Talenti, Leon Battista Alberti, Filippo Brunelleschi y otros maestros arquitectos de su época crearon la arquitectura renacentista. En el caso del románico florentino, se puede hablar de “proto-renacimiento”,[2] pero al mismo tiempo de una supervivencia extrema de la tradición arquitectónica tardoantigua en Italia, como en los casos de la Basílica de San Salvatore, en Spoleto, el Templo de Clitumnus y la iglesia de Sant’Alessandro en Lucca.

San juan bautista

La obra, formada por 8 paneles tallados con marco mixtilíneo (cuadrilóbulo), es el resultado del famoso concurso de 1401, ganado por Ghiberti, al que se presentaron 7 de los más famosos escultores de la época. En los más de veinte años (de 1403 a 1424) que Lorenzo y su taller trabajaron en esta obra, el estilo evolucionó del gótico de las primeras escenas al renacentista de las últimas.

Leer más  Hoteles para familias en madrid

Restaurada por primera vez en 600 años, la puerta estaba completamente cubierta de incrustaciones y suciedad de color oscuro. Durante la restauración se descubrió que el artista había dorado algunas partes de las puertas. En este caso, a diferencia de las más famosas Puertas del Paraíso, el dorado de la puerta Norte, obtenido con una amalgama de mercurio, se realizó sólo en los relieves escultóricos, dejando la parte inferior de los paneles en bronce.

Fortalecidos por la experiencia adquirida en la limpieza del friso de las Puertas del Paraíso, los restauradores utilizaron inmediatamente el láser para limpiar las partes doradas. Se utilizó un láser de larga duración de impulsos Q-switched que permitió eliminar puntualmente las incrustaciones oscuras sacando a la luz el brillante dorado de los relieves escultóricos. La limpieza fue asistida por la humectación con agua extendida con un cepillo.

Por Pablo Zamora Sánchez

Hi! Soy Pablo Zamora Sánchez, copywriter. En mi blog escribo sobre las últimas novedades del momento.