Pueblos bonitos en la comunidad valenciana

Pueblos bonitos en la comunidad valenciana

Pueblos bonitos en la comunidad valenciana

sagunto

Con uno de los mejores climas de la Península Ibérica, es un destino vacacional perfecto para el sol y la playa, en el que también descubrirá naturaleza, historia, arte, preciosos pueblos de interior; todo lo que busca lo encontrará en la Costa de Valencia

La Costa Valenciana es el nombre que recibe el litoral de la provincia de Valencia, entre Castellón y Alicante. Con más de 5 millones de visitantes al año, la región se ha convertido en un referente del turismo mundial.

Entre la costa y la montaña, la Costa Valenciana es una tierra de contrastes con bellos paisajes naturales. Extensas playas de arena y dunas de gran belleza y valor medioambiental, pequeñas calas recoletas, el parque natural de l’Albufera o los Jardines del Turia «el pulmón de Valencia» son algunos de los espacios que conforman una red natural de gran riqueza biológica y valor medioambiental.

La región ha mantenido un equilibrio entre historia y modernidad. Su principal estandarte turístico es la ciudad de Valencia. Por un lado, ofrece un majestuoso casco antiguo repleto de edificios, torres, castillos y museos, mientras que por otro lado también se puede disfrutar de las maravillas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Oceanográfico o el Hemisférico. También el mayor planetario de España o el Bioparc, uno de los mayores zoológicos de Europa.

ontinyent

La Comunidad Valenciana fusiona naturaleza, historia y cultura en todo su territorio. Y poder pasear por los pueblos que te hacen retroceder en el tiempo no es tan difícil de encontrar. Alicante, Valencia y Castellón están llenas de lugares que marcan y recuerdan su pasado histórico. Murallas, castillos y fortalezas son algunos de ellos. Aquí tienes 5 opciones que quería compartir contigo en las que puedes parar y disfrutar de España tal y como era en la Edad Media.

En la provincia de Castellón, encontramos uno de los rincones con más encanto de la Comunidad Valenciana, Culla. Con una población de sólo 500 habitantes, este bello municipio está rodeado de un entorno natural privilegiado. Su naturaleza salvaje y su ambiente tranquilo te hacen viajar por la historia mientras paseas por sus calles medievales. Su característico estilo de casas empedradas, las ruinas del Castillo Árabe, el Pósito del Comendador o la Iglesia Parroquial del Salvador te ayudan a sumergirte en tiempos pasados.

La naturaleza que rodea a Culla también permite realizar una gran variedad de actividades al aire libre. Por ello, realizar excursiones para conocer sus bellos paisajes o visitar el Parque del Minero del Maestrat es una actividad imprescindible. Asimismo, no debes olvidar probar algunos de los platos más típicos de l’Alt Maestrat como la «Olla del Maestrat» o su celestial «Coca».

dénia

Valencia es mucho más que una capital, y aunque muchos conocen poco de sus pueblos en la Costa Blanca, en este post te mostraremos una lista de los mejores pueblos para visitar en la comunidad valenciana y alicantina, quedarás impresionado por todas las opciones que tienes a la mano, así que ponte cómodo y prepara tus maletas para tus próximas vacaciones.

Altea es uno de los pueblos de la Costa Blanca situado en la provincia de Alicante, y goza de fama de ser un pueblo mágico con mucho encanto entre sus calles y playas. Sus construcciones tienen gran influencia romana y griega, y eso hace que su contraste arquitectónico sea muy atractivo para locales y turistas.

Una de las cosas que tienes que hacer durante tu visita es recorrer el Paseo Marítimo y el Puerto de Altea. Durante el recorrido, encontrarás una gran variedad de restaurantes en los que podrás disfrutar de la cocina mediterránea, pesquera y del arroz. Del mismo modo, tendrás cerca bares y heladerías para disfrutar de una bebida o un postre. El puerto es increíble, tiene aproximadamente 500 amarres para barcos. Podrás disfrutar de ver los barcos de pesca regresando con las redes llenas de la diversidad de peces de la zona, esto es alrededor de las 17:00 o 18:00 horas.

bocairent

El viaje a Vilafamés duró poco más de una hora a través de un pintoresco paisaje salpicado de edificios de color marrón y blanco. Se cree que el nombre de Vilafamés se debe a una familia morisca que se asentó aquí originalmente. El casco antiguo de la ciudad es de origen musulmán y data del siglo XI. La Plaza de la Fuente le lleva hasta la Roca Grossa, situada al lado de la carretera que da acceso al recinto fortificado del pueblo. Según cuenta la historia, algunos vecinos temían ser aplastados por la enorme piedra que se alzaba precariamente en una pendiente, y trataron de arrastrarla hasta la llanura atando una cuerda a su alrededor. La cuerda se rompió, por supuesto, y se cayeron y acabaron con los culitos rojos, por lo que se les dio el apodo de culrojos (una bonita interpretación, por cierto). El material de la roca roja se utilizó para las construcciones del Quartijo, el antiguo barrio medieval. Los sitios que hay que ver son la Iglesia de la Asunción, con su magnífico interior, la Iglesia de la Sangre y el castillo árabe, que durante la época de los moros era conocido como Beni-Hamez, antes de ser conquistado por el rey Jaime I. En el camino de bajada, verá las vistas del campo y los encantadores edificios de piedra y encalados, cubiertos de vides verdes y flores de colores, que conducen al Museo de Arte Contemporáneo dentro del Palau de Batlle.

Por favor, para cualquier duda , consulta o sugerencia contacta directamente conmigo