Qué pasa cuando te pillan por violencia doméstica

La violencia doméstica es un delito grave. La violencia de género y otras formas de agresión que aterrorizan a las personas que viven con usted se consideran violencia doméstica. Existen leyes estrictas para prevenir los casos de violencia doméstica, pero, por desgracia, todavía se denuncian muchos casos de violencia doméstica cada año.

La violencia doméstica no siempre está justificada, sin embargo, a veces puede haber una razón para los actos de violencia. Si te han pillado con violencia doméstica, entonces debes saber algunas informaciones importantes que pueden ayudarte con el caso. Así que siga leyendo.

1. Cuando las autoridades se involucran 

Cuando usted está involucrado en un abuso doméstico, lo más probable es que la víctima lo denuncie. Incluso si la víctima no puede denunciarte, es posible que tus vecinos se hayan enterado y llamen a las autoridades. Sea como sea, cuando las autoridades se involucran, las cosas pueden ponerse serias.

La policía te arrestará y te presentará ante el tribunal. Allí se decidirá tu futuro. Si demuestras tu inocencia, puedes quedar en libertad. Sin embargo, si no lo consigues, podrías enfrentarte a graves consecuencias.

2. Consultar a un abogado

Cuando llega la policía, lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con los servicios legales de violencia doméstica para que le ayuden. Los abogados especializados en violencia doméstica saben cómo manejar el caso de manera profesional y se encargarán de los asuntos.

Un abogado sabe cómo manejar la situación de la mejor manera posible. Intentará de alguna manera que parezcas inocente. Sin embargo, si todos los hechos apuntan en tu contra y no hay forma de demostrar tu inocencia, un buen abogado tratará de minimizar tu pena lo máximo posible.

3. Posibles órdenes judiciales

Una vez denunciado y detenido por la policía, será presentado ante el tribunal. Cuando tienes un abogado fuerte a tu lado, puedes luchar contra el caso. Sin embargo, cuando los hechos están en tu contra, el juez decidirá tu futuro.

Si se trata de su primer delito y el daño causado a la víctima no es grave, el juez puede pedirle que consulte a un terapeuta familiar. Este tipo de profesionales se encargará de la entrevista y de juzgarte. Si tienes alguna enfermedad mental o si estás entrando en una depresión que te hace ser violento, entonces aconsejarán al juez para que tome otras medidas. Sin embargo, sepa que su conversación con un consultor familiar no es confidencial, por lo tanto, asegure la presencia de su abogado en la sala

4. Cómo mejorarse a sí mismo

Una vez que su caso ha sido decidido, y el juez le ha ordenado horas comunitarias o sesiones de terapia, entonces asegúrese de tomar su pena en serio. Si quieres mejorar, entonces debes tomarte las cosas en serio.

Intenta hablar con tus amigos o familiares y deja que te ayuden. Lee libros de superación personal y ve documentales sobre cómo mejorar. Sobre todo, averigua la raíz de tu naturaleza violenta e intenta trabajar en ella. Si sabes lo que te hace ser violento, podrás evitar las situaciones desencadenantes para tener una vida mejor.