Aceite de oliva beneficios

Aceite de oliva beneficios

Beneficios del aceite de oliva para el hombre

Sin duda, el aceite de oliva es un ingrediente clave en nuestra cocina, especialmente para los amantes de la dieta mediterránea. Y la verdad es que el oro líquido, como también sabemos, tiene una enorme cantidad de propiedades saludables. Sin embargo, no sólo podemos beneficiarnos de estas propiedades tomándolo. De hecho, ¿has pensado alguna vez en él como remedio natural para la piel?

Castellitx Agrícola, SAT ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, cuyo objetivo es mejorar el proceso de internacionalización de las pymes y gracias al cual hemos mejorado el marketing digital para fomentar nuestra internacionalización. Esta acción se ha llevado a cabo en 2020. Para ello, hemos contado con el apoyo del Programa Xpande Digital de la Cámara de Comercio de Mallorca.

Aceite de oliva para la piel

En particular, contiene más de 30 tipos diferentes de compuestos fenólicos, que son potentes antioxidantes que ayudan a proteger el organismo contra los radicales libres. Los radicales libres son moléculas que causan daños en las células y contribuyen a las enfermedades y al proceso de envejecimiento (1).

La composición de la grasa del aceite de oliva virgen extra también contribuye en gran medida a su carácter saludable. Se compone principalmente de grasas monoinsaturadas (aproximadamente el 73%), una grasa saludable para el corazón que es un elemento básico de la dieta mediterránea.

Los estudios relacionan sistemáticamente una dieta rica en grasas monoinsaturadas con efectos favorables sobre los marcadores de las enfermedades cardiovasculares (enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares). Esto incluye una reducción de los marcadores de inflamación crónica, la presión arterial, los niveles de colesterol y los niveles de glucosa en sangre (2, 3, 4).

Curiosamente, las poblaciones que residen en las regiones mediterráneas tienen bajas tasas de mortalidad (muerte) por enfermedades del corazón. Aunque esto se debe a una combinación de factores, se cree que su elevado consumo de aceite de oliva virgen extra es uno de los principales (5).

Aceite de oliva de pompeya extra virgi…

El aceite de oliva es la grasa líquida, o aceite natural, que se obtiene al prensar aceitunas enteras. El fruto, procedente de un árbol originario del Mediterráneo, tiene un sabor único que depende de su país de origen: algunos son suaves, otros picantes o incluso amargos. Las técnicas de procesamiento dan lugar a aceites de oliva de diferentes «grados», refinados y sin refinar. Los aceites sin refinar son puros y no están tratados, lo que significa que no se ha utilizado calor ni productos químicos en el proceso de extracción. Esto produce un aceite más puro con un sabor más fuerte. Los aceites refinados han sido tratados para eliminar cualquier defecto, y suelen tener un color más claro y un sabor más suave.

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es un aceite no refinado que se obtiene de la primera prensada «virgen» del fruto. No se utiliza calor en el proceso de extracción, lo que preserva los compuestos vegetales beneficiosos llamados polifenoles. Considerado de máxima calidad, el AOVE es más caro. También tiene un sabor más fuerte y un color más oscuro. Los aceites de oliva normales o ligeros suelen ser una mezcla de aceites prensados en frío y refinados.

Beneficios del aceite de oliva virgen

El aceite de oliva ha sido un elemento básico de las culturas mediterráneas desde hace miles de años, remontándose a los antiguos griegos y romanos, y sigue siendo el aceite de cocina más popular en la región hasta el día de hoy. De hecho, los expertos en nutrición creen que la cuenca mediterránea alberga algunas de las poblaciones más longevas precisamente porque su dieta diaria típica es muy abundante en grasas saludables procedentes del aceite de oliva, los frutos secos y el pescado graso.

En comparación con otros aceites de cocina, el aceite de oliva tiene un potencial único para combatir las enfermedades crónicas y degenerativas gracias a los potentes compuestos polifenólicos del aceite de oliva virgen extra y al alto porcentaje de ácidos grasos monoinsaturados (AGM) que se encuentran en todos los grados.    Por ello, el consumo de aceite de oliva se ha asociado a todo tipo de efectos, desde la mejora de los niveles de colesterol hasta la mejora del estado de ánimo y el fortalecimiento de los huesos.

El aceite de oliva se considera saludable para el corazón por (muchas) buenas razones. En el estudio PREDIMED, citado con frecuencia, las personas que seguían una dieta de estilo mediterráneo que incluía más de 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra al día tenían un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, y su riesgo combinado de sufrir un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular y la muerte por enfermedad cardíaca era aproximadamente un 30% menor que el de las personas que seguían una dieta baja en grasas. El AOVE también se ha relacionado con la mejora de los niveles de colesterol y la reducción de la presión arterial. Es probable que el ácido oleico (el MUFA más abundante en todos los grados de aceite de oliva) y varios polifenoles den las gracias, dada su capacidad para reducir la inflamación y el estrés oxidativo, y modificar los niveles de colesterol en el torrente sanguíneo.

Aceite de oliva beneficios
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad